martes, 16 de marzo de 2010

ESCRITORES PSICÓLOGOS

Es evidente que en los escritores tenemos la presencia de los primeros psicólogos. Asombra la sabiduría de los griegos con su conocimiento de las pasiones y de los problemas familiares. Para muestra basten el Edipo Rey, Electra... Obras fáciles de leer que para mi gusto deberían ser de obligatoria lectura en los institutos aunque no se siga la rama de letras. Cualquier adolescente puede entender su realidad a través de esas lejanas obras. E igual le pasaría leyendo a Shakespeare, un seguidor de los clásicos.
Acostumbro ir recogiendo frases de escritores mientras los leo. Dejadas de la mano del tiempo se pierden en las hojas de los cuadernos manuscritos con notas, pero cuando aparecen lo hacen con la fuerza de un cielo estrellado tras varios días nublados y con tormenta. Si hasta parece que la noche está llena de luz.
Aquí dejo algunas de esas frases y los nombres de los autores.
«Cada día es una pequeña vida» Horacio.
«El aprendizaje es eso. De repente ves algo que siempre habías visto, pero bajo una luz nueva». Doris Lesing.
«Todos los vicios con tal de que estén de moda pasan por virtudes» Moliere.
«El error es un momento de la verdad» Hegel
«Si fuésemos un buen campo de labor, no dejaríamos nada sin utilizar y veríamos en todo, en los acontecimientos y en los hombres: estiercol, lluvia y sol» Nietzche.
«Lo que se sabe sentir, se sabe decir» Cervantes
«Hay recuerdos que todo el mundo desea suprimir, creer que no son ciertos, borrarlos de su existencia» Lovecraft.
«Quien conozca el corazón humano no podrá sorprenderse de sus contradicciones» Tolstoi
«El hombre se revela en la conversación no sólo por lo que dice, sino por todo lo que calla» Stefan Zweig
«Estar en paz con uno mismo es el modo más seguro de comenzar a estarlo con los demás» Fray Luis de León
«Hay personas que se definen por lo que tienen, y hay personas que se definen por lo que les falta» Henrik Ibsen
«La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede» Aldous Huxley
«Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros» Herman Hesse
«La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad» Aristóteles
«Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe, y de la grandeza que no se inclina ante los niños» Khalil Gibran
«La gota horada la piedra no por su fuerza sino por su constancia» Ovidio
«Sólo una cosa vuelve un sueño imposible, el miedo a fracasar» Pablo Coelho
«El que se guarda un elogio se queda con algo ajeno» Pablo Picaso
«El malvado descansa algunas veces; el necio jamás» José Ortega y Gasett
«No nos conocemos ni siquiera a nosotros mismos, ¿por qué vamos a juzgar al prójimo?» Séneca
«El hombre superior ama su alma; el hombre inferior ama su propiedad» Lin Yutang
«Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los bichos, el tiempo y su propio contenido». Paul Valery
«Se puede porque se cree poder» Virgilio
«Nadie se queja de tener lo que no se merece» Jane Austen
«Es natural en un hombre pobre el contar su rebaño» Ovidio
«Ninguno puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo» Rousseau
«Si no esperáis lo inesperado no lo encontraréis» Heráclito
«La cabeza que se inclina, caerá inevitablemente» Alejandro Dumas (padre).
«Sus pecados son de aquellos que llevan en sí, la penitencia» Charles Dickens
«Al cambiar nosotros cambia nuestro mundo» Vernon Howard
«Al hombre de cada siglo lo salva un grupo de hombres que se oponen a sus gustos» Chesterton

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada